La historia de la guitarra Gibson Lucille de B.B. King

Gibson Lucille BB King2 1024x682 La historia de la guitarra Gibson Lucille de B.B. King
Gibson Lucille

Por: Renato Chumbiauca Rebagliati.

Los grandes guitarristas de blues y rock tienen un símbolo, un ícono que representa su personalidad y tacto con dicho instrumento. B.B. King no es ajeno a esta tradición y Lucille es el nombre que lleva su guitarra más representativa.

Lucille no es un modelo de guitarra exclusivamente hecho para B.B. King, si no del nombre que él le ha dado a cada una de sus guitarras desde un curioso episodio en la vida de “King”:

El nombre nos remonta a 1949, en un salón de baile en Twist en Arkansas. Por aquella época se acostumbraba encender barriles con querosene para calentar los lugares cuando hacía mucho frío. Una pelea entre dos hombres ocasionó un golpe en uno de estos barriles, lo que ocasionó inmediatamente un incendio. El siniestro incidente obligó a evacuar el lugar por completo.

Una vez afuera, B.B. King notó que había olvidado su guitarra acústica en el lugar y fue así como arriesgó su vida para poder rescatarla de las llamas.

Luego se enteró que la pelea que ocasionó el incendio fue por una chica llamada Lucille y fue de esa manera en la que B. B. King llamó a todas las guitarras que tuvo desde aquella accidentada velada. Según ha detallado en numerosas entrevistas a Total Guitar y Guitar World: “es para mantener el recuerdo de no volver a hacer algo que ponga en riesgo su vida… como entrar a un lugar en llamas”.

BB King Gibson Lucille La historia de la guitarra Gibson Lucille de B.B. King

Gibson Lucille

A fines de la década de 1950, B. B. King ya usaba una Gibson ES-355, y luego de un tiempo fue customizada según las preferencias del artista y con algunas variaciones:

Por ejemplo, no tiene las aberturas acústicas en forma de “f” a los lados pero mantiene el cuerpo acústico hueco, lo cual permite controlar a carta cabal todo tipo de retroalimentación, las pocas veces que utiliza distorsión. Cuenta con un selector llamado “Vari-Tone”, que permite cambiar el tono de las pastillas de la guitarra, algo así como si quisiéramos tener un sonido “normal”, pasar por 5db en 1950 Hz; hasta potenciarlo de 21db at 120 Hz. Otro diferencial es que tiene dos Outputs: Mono y Stereo. Y lo más importante: la inscripción “Lucille” en el clavijero, debajo de la marca Gibson.

El tono es reconocible hasta debajo del agua, perfecto con los canales limpios y con un sustain increíble. Es el complemento ideal a los hammer on’s y pull off’s cracterísticos en cada blues de B. B. King.

En 1981, la fábrica Gibson sacó a la venta el modelo Lucille de B. B. King. Y una copia hoy cuesta aproximadamente $ 3,500.

Actualmente es la guitarra que utiliza en todas sus sesiones de grabación y presentaciones en vivo y, definitivamente una pieza de colección y culto para el blues y el rock.

Renato Chumbiauca Rebagliati

Leave a Comment

Filed under Guitarras legendarias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>